Plásticos retornan al Malecón de Santo Domingo

Cientos de envases, bolsas y hasta sillas plásticas han retornado nuevamente a la playa en el Fuerte San Gil de la avenida George Washington del Distrito Nacional a pesar de los constantes esfuerzos de limpieza y saneamiento de parte de las autoridades locales.

El litoral sur del Malecón de Santo Domingo nuevamente se ve invadido por estos residuos sólidos que cubren gran parte de la playa y la convierten en un vertedero de desechos sólidos donde a diario se desplazan cientos de turistas que visitan el país a conocer los atractivos caribeños de la zona.

La impresión de unos extranjeros que realizaban un recorrido en la zona era de incredulidad al presenciar aquella acumulación de basura en la costa, donde además tomaban fotografías, videos y llamaban a otros a ver. Asimismo, unos mendigos que residen allí, arrojan desperdicios orgánicos e inorgánicos que van hasta las aguas del mar Caribe donde algunos visitan para bañarse.

Cerca de este lugar se encuentran también grandes cadenas hoteleras que albergan visitantes de las principales capitales del mundo, que al mismo tiempo este abandono representa una imagen negativa para la marca país de la ciudad Capital. “Ese material no biodegradable arruina toda forma de vida en su alrededor y por eso el río Ozama en su desembocadura es un río muerto. La contaminación es demasiado fuerte, una forma de vida en el litoral sur son los delfines pero ya no llegan a la costa.

La vida acuática prácticamente desapareció en el entorno de Santo Domingo. Esta playa en el Fuerte San Gil y Montesinos están permanentemente cargada de plásticos, es una contaminación biológica, orgánica y en todos los sentidos”, dijo a elCaribe Eleuterio Martínez, vicepresidente de la Academia de Ciencias.

Fuente:elcaribe.com.do