Video: La dramática transformación del niño más obeso del mundo

A los 10 años el menor indonesio no podía ni caminar ni jugar con sus amigos debido a su impresionante peso.

Hace unos años, el niño Arya Permana, de una aldea de la isla indonesia de Java, no podía sentarse, jugar o simplemente caminar sin la asistencia de otras personas. Y todo a causa de su peso, que alcanzaba unos 200 kilos.

En 2016, con tan solo de 10 años, logró el triste mote de ‘niño más obeso del mundo’. “Solo comía y dormía”, relataron recientemente sus padres a medios británicos, añadiendo que “agotaron todos sus ahorros” en “alimentarlo”.

Entonces, en abril de 2017, desesperados al ver sufriendo a su hijo, los padres decidieron tomar medidas radicales. El niño indonesio fue puesto en una dieta estricta limitada en azúcar y carbohidratos, y pasó por una cirugía de banda gástrica.

En menos de un año, Arya perdió más de 70 kilos y ahora puede caminar, jugar e incluso practicar deportes.

“Estamos muy felices de verlo llevando una vida saludable. Es muy activo y se encuentra en buen estado de salud”, señalan ahora los padres del niño.

 

La Obesidad en los Niños.

La obesidad significa tener demasiada grasa corporal. No es lo mismo que sobrepeso, lo cual significa que el peso de un niño está en un rango superior al de los niños de la misma edad y estatura. El sobrepeso puede deberse a músculo, hueso o agua extra, así como también a demasiada grasa.

Ambos términos significan que el peso de un niño es superior a lo que se piensa que es saludable.

Causas
Cuando los niños comen más alimento de lo que su cuerpo necesita para la actividad y el crecimiento normales, las calorías adicionales se almacenan en los adipocitos para su uso posterior. Si este patrón continúa con el tiempo, ellos desarrollan más adipocitos y pueden presentar obesidad.

Normalmente, los bebés y los niños pequeños responden a las señales de hambre y llenura, de manera que ellos no consumen más calorías de las que su cuerpo necesita. Sin embargo, los cambios en las últimas décadas en el estilo de vida y las opciones de alimentos han provocado el aumento de la obesidad entre los niños.

Los niños están rodeados de muchas cosas que los llevan fácilmente a comer en exceso y difícilmente a estar activos. Los alimentos que son ricos en contenido de grasa y azúcar a menudo vienen en tamaños de porciones grandes. Estos factores pueden llevar a los niños a ingerir más calorías de las que necesitan antes de que se sientan llenos. Los comerciales de televisión y otros anuncios en pantallas pueden conducir a la elección de alimentos poco saludables. La mayoría de las veces, los alimentos en anuncios dirigidos a los niños son ricos en azúcar, sal o grasas.

Deja un comentario, tu opinión es importante para nosotros.