Justicia con sus propias manos

Un grupo de personas y autoridades en Perú decidieron ajusticiar a un alcalde que fue acusado de golpear a su esposa en más de una oportunidad.

En el video vemos como obligan a recostarse sobre un cartón colocado en el suelo, y varias personas empiezan a darle su pela. Tras recibir su castigo, el hombre se incorporó y prometió no volver a golpear a su esposa.

Aunque la iniciativa es primitiva, muchos afirman que es un modo correcto de darle un escarmiento a hombres abusadores y golpeadores de mujeres.

En las redes sociales vemos comentarios como, “Que mal ejemplo de autoridad”, “Señor alcalde más respeto a su cargo”, “El pueblo lo eligió para que trabaje y si no trabaja, que el pueblo lo juzgue y castigue”, “No creo que le haya dolido, le hubiesen bajado el pantalón dejándole las pompis peladas”, fueron algunos de los comentarios que le dejaron al abusador.