Velan a la joven

SANTIAGO.- Murió ayer Viernes la joven de 16 años que recibió cinco disparos por parte de su expareja, un ex miembro del equipo élite SWAT, en la residencia de sus padres de la comunidad de El Caimito de La Vega, el pasado de 28 de febrero.

El deceso de Jade González se produjo en el hospital Pediátrico Arturo de Santiago, donde el personal médico utilizó el método de reanimación para que regresara a la vida.

La policía de La Vegas a través de su vocera Heidy Fernandez, confirmó el deceso de la menor, quien recibió las heridas de su expareja Allison Herrera (Papoloko), de 25 años de edad, un exagente de la Policía que residía al lado de la vivienda de la víctima.

Esta tragedia mantiene a sus familiares y amigos consternados, quienes tenían la esperanza de que la joven sobreviviría. También reclamaron que el Anderson Herrera (victimario) todavía continúa prófugo.

Con relación a este caso la Policía sigue haciendo el llamado al agresor a fin de que se entregue a las autoridades, para que responde por el hecho cometido.

Mientras en la comunidad dicen que allí puede pasar lo peor, debido a que el ex agente sigue amenazando con provocar una tragedia.